jueves, 30 de abril de 2009

¡¡Goooooooool!!!

Recuerdo escuchar en la radio esta expresión eufórica del comentarista cuando un jugador introduce la pelota en la portería del contrario. Y el marcador se adelanta con ese tanto, produciéndose así una ilusión a los seguidores de ese equipo pensando que la victoria esta cerca.
Hoy en día, después de algunas jugadas de nuestros gobernantes, seguramente también coreen esta onomatopéyica palabra viendo sus intenciones bien introducidas en la sociedad española. Incluso tengan la ilusión de tener el juego ganado.
Y ahora a lo concreto:
  • ¿piensan que con EpC nos han metido un gol a los padres? Algunos en estos momentos están coreando el gol. Pues celébrenlo si quieren, pero no tengan segura la victoria. Los padres seguimos jugando.
  • Empresarios de abortorios calculan ya las ganancias que con la nueva ley sobre el aborto esperan obtener. Pues nada, disfruten de castillos en el aire, o canten el gol a su equipo ministerial. Pero no piensen que con eso ganan el partido final. Aun queda mucho por pelear en este terreno.
  • Pandillas de ideólogos progres que cambian el sexo por género. Esto podría llamarse “trueque”, y ya se hacia en los primeros tiempos del hombre, donde se intercambian los géneros (las patatas, el café, la sal…), solo que ahora el cambio afecta al cuerpo humano. Y se lo quieren contar así a nuestros hijos: “el sexo es cultural, cada uno puede elegir su propia identidad y orientación sexual con independencia de su sexo biológico”. Creo que aquí después de cantar gol, habría que anularlo por fuera de juego.

En fin, no voy a seguir radiando el partido, nunca fui forofa del futbol, y menos de sus reglas. Pero lo que si quiero decirte, si estas leyendo estos párrafos, es que sin ser una gran deportista, ni atleta, sí soy una gran batalladora, una madre con unas convicciones morales muy fuertes y arraigadas, con un coraje interior bien alimentado para defenderme de los ataques que en el terreno de juego intentan hacerme. Y formo parte de un equipo excelente, con muchos, muchos, muchísimos jugadores mas expertos y mejor preparados aún, y tenemos el mejor y más veterano entrenador que se ha dejado la vida en ello (mas de XXI siglo haciéndolo).
Si alguien piensa que el partido esta acabado, que se salga del estadio, pero se va a perder las mejores jugadas que están por venir.
Y tú, ¿te apuntas para el segundo tiempo?

sábado, 25 de abril de 2009

Unos pies pequeños

A primeros de mes, escribi en este blog una carta sobre la vida: "Festejar la vida" se llama (leer mas abajo). Ahora publico la continuación a ella, pero la escribe mi amiga a la que hacia referencia.


El otro día me regalaron un pin de esos de los piececitos. Cuando era más jovencilla tenía siempre muchos, me parecían monísimos y me gustaba mucho llevarlo siempre puesto y regalar a todo el que me preguntara. Pero hacía mucho que no lo había vuelto a tener que enganchar en la chaqueta y el otro día al hacerlo toqué despacito aquellos pies tan pequeñitos, pone que son idénticos al de un no nacido de 10 semanas de gestación, hacía unos días que yo había perdido uno de 9 semanas, y el tacto de aquellos piececitos se me quedó entre los dedos, luego en casa estuve un buen rato mirándolos, profundamente impresionada. Realmente qué ciegos somos a veces, las cosas más grandes toman formas tan pequeñas y tan sencillas que pasan desapercibidas y corren el riesgo de ser despreciadas, ignoradas o aniquiladas. Esos piececitos son lo más grande que tenemos.
Leonor Tamayo

jueves, 23 de abril de 2009

Por Enrique Encabo (en diarioYa.es)


Observo con sorpresa cómo UGT, sindicato al que estoy afiliado desde hace años, se une a otras asociaciones radicales en una concentración a favor del aborto en Albacete.
A los compañeros que dirigen un sindicato que lleva 111 años defendiendo a los oprimidos, les recomiendo que se acerquen a la cruda realidad del aborto. En España abortan 120.000 mujeres anualmente, en su mayoría jóvenes, que quedan traumatizadas pues después de un aborto nunca vuelven a ser las mismas por mucho que quieran ocultarlo quienes alegremente invitan a ello. Lo cierto es que detrás de un aborto hay mucho sufrimiento y dos vidas destrozadas.
Marx, en su libro El Capital, recoge testimonios de niños y jóvenes explotados en las minas escocesas de carbón y reacciona frente a la opresión de la que son objeto estos indefensos frente al poder de los intereses económicos. Hoy los oprimidos son estas jóvenes mujeres que desfilan al interior de los abortuorios, víctimas de una sociedad que primero les vende la falacia del sexo sin
riesgos, luego les niega ayuda ante un embarazo inesperado y finalmente las empuja contra su voluntad al callejón sin salida del aborto.
No se puede ocultar más la realidad: el aborto es una forma de violencia machista contra la mujer y un lucrativo negocio. Y no es una visión particular sino que las crudas palabras de Margaret Sanger, fundadora de la organización internacional abortista IPPF, lo
confirman: “… al introducir la mentalidad anticonceptiva en un país, el aborto es el siguiente paso a seguir. Al fallar el anticonceptivo, la solución es el aborto. Al salir de sus clínicas de aborto se les vende más anticonceptivos y si vuelven a tener otro embarazo pueden regresar a abortar otra vez, volviéndose un negocio redondo…”
Compañeros de UGT, con los que comparto inquietudes por mejorar la sociedad: defended de verdad al más débil, al peor parado de este tema, no sigáis defendiendo a quienes amenazan a estas mujeres con el abandono sentimental o con el despido, no sigáis defendiendo a una industria que se esta lucrando con la muerte de unos indefensos y con el sufrimiento de sus oprimidas madres.
Mientras lo pensáis, permitid que actúe de acuerdo a mi conciencia y dadme de baja del sindicato.
“Mientras lo pensáis, adiós UGT” Enrique Encabo, Albacete

El poder de la oración.


“Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, Él lo concederá” (Jn 16, 23)

Ha sido en semana santa. He visitado a un familiar. Ilusionado me enseñaba su nueva casa, lo que él había construido con sus propias manos y compartía sus dibujos donde expresa lo que siente. Yo no comparto sus ideas, ni entendía sus dibujos, pero respeto profundamente su nuevo estilo de vida, que le ha dado la serenidad y felicidad que el encortar el amor y fundar una familia dan a toda persona. Allí estaba también sus padres, pues justamente han decidido construir su vivienda en la misma parcela que ellos. En un momento determinado, la madre se acerca y me dice: “con lo que hemos pasado en años anteriores, donde no podíamos ni vernos y ahora casi a compartir casa”. Y lleva razón. Este sobrino abandonó el hogar familiar por que no se entendía con sus padres, produciendo una ruptura y un dolor muy grande a sus padres, a él y a su único hermano.
Todos han pasado unos años dificilísimos. Ahora mi sobrino es padre de un precioso niño y espera otro para próximas fechas.
¿Por qué el poder de la oración? Es sencillo imaginar. Ante le comentario de mi cuñada, yo recordé cuanto he rezado por ellos, y sobre todo, como en las noches de verano, mi hija que tenía entonces 8 años invitaba a su primo, el hermano pequeño que tanto sufría a rezar el rosario juntos.
El Papa Juan Pablo II había dedicado el año al rezo del rosario (oct.2002-03)
Venían a mi cama, se juntaban unos cuantos niños a mi alrededor y con la fe que mi hija brotaba con su rosario en mano, les enseñaba a rezar a estos primos suyos que no sabían ni el padrenuestro. Poco a poco aprendieron a rezar, y pedíamos siempre por muchas cosas, lo que les preocupaba a ellos, pero siempre estaba presente una petición: “que las relaciones de mi hermano y mis padres se arreglen”, pedía con fe este sobrino. Al poco tiempo, y con la edad de 12 años, este chico pidió recibir la 1º Comunión. Hoy en día no practica y defiende que Dios no existe porque no le escucha. Pero yo he comprobado que si le escuchó: hoy su hermano ha vuelto al hogar familiar, ha fundado una familia propia y quiere compartir su felicidad con sus padres y hermano.
Dios habla, Dios escucha y Dios actúa en la vida de cada persona. Basta saber pedir, saber escuchar y saber entender. Ahora me toca pedir para que sepan entender. Te invito a pedir conmigo. Y doy gracias por sentirme escuchada.

sábado, 18 de abril de 2009

Torrijas

Estas torrijas duraron poquisimo en la bandeja...




Una tarde de aburrimiento, y con cuatro ingredientes se pueden crear postres riquisimos. Por ejemplo esta leche frita que esta de rechupete. Y es facilisima de hacer.
Necesitáis medio litro de leche para empezar.
Se pone casi toda esta lecha a calentar con la corteza de un limón y un poco de canela en rama y 4 cucharadas de azúcar.
El resto de la leche se pone en un cuenco aparte y se añade 6 cucharadas de maizena.
Cuando la leche del cazo empiece a hervir, sacadle la canela y la cáscara del limón y verted la leche mezclada con la maizena. Inmediatamente se hará como una masa que puede asustaros y haceros pensar que lo habeis hecho mal, pero no. La maizena estará empezando a espesar y debéis remover con fuerza para que se integre bien todo y se haga como una papilla muuuuuuy espesa.
Cuando esto esté hecho verted la masa en un recipiente y extended la masa en ella con un grosor de unos 2 cm y a la nevera un par de horas.
Cuando esté frío esta masa de debe despegar de la bandeja sin problemas. Lo cortáis en trozos que os gusten, lo rebozais con huevo y harina o harina sola , lo freis en aceite caliente y ¡a comer!!

Aclarando terminos confusos (por mi amiga Lourdes)

La Laicidad implica separación Iglesia-Estado, y por tanto neutralidad de los poderes públicos ante el fenómeno religioso, pero no indiferencia. De hecho, la Cconstitución española, al diseñar las relaciones Iglesia-Estado, ha establecido un sistema de laicidad (art. 16, 3 CE), pero laicidad positiva, que implica que el Estado contempla el fenómeno religioso como un factor social (no estatal) y por tanto digno de protección. De ahí que establezca que los poderes públicos deben tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantener las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.
La laicidad, por tanto, es propia de un sistema democrático y la laicidad positiva es, en sí misma, buena, porque favorece la libertad religiosa como derecho fundamental digno de protección, en su dimensión interna y en sus manifestaciones externas (se garantizan el derecho a la enseñanza religiosa, asistencia religiosa, etc.).

El laicismo, sin embargo, no protege la libertad religiosa, porque entiende que el factor religioso debe quedar relegado al ámbito privado de las conciencias. Por tanto, el Estado no reconocerá ningún acto jurídico que tenga su origen en un acto religioso (matrimonio religioso, etc.). Tampoco se contempla el derecho a recibir enseñanza religiosa, ni asistencia religiosa, etc., ni nada que tenga que ver con lo religioso.
El Estado español no es constitucionalmente laicista, pero los laicistas quieren, soterradamente, introducir este sistema, a través de una interpretación restrictiva de la libertad religiosa.

viernes, 17 de abril de 2009

Opina Jaime Urcelay

“Abandona el Ministerio con su mayor polémica en Educación para la Ciudadanía” (QUÉ?).
“Tras dos años al frente de la cartera de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera (Madrid, 1951) abandonará el Ejecutivo con dos frentes abiertos: la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía y el despliegue de la Ley de Dependencia, cuyo sonoro retraso ha contribuido a ennegrecer su gestión” (EXPANSION).
“Desgastó sus energías en la innecesaria Educación para la Ciudadanía, que la colocó en el centro de un debate, agrio y tenso, que terminó en los tribunales” (ABC).
“Cabrera varada en Educación para la Ciudadanía” (CORREO GALLEGO).
“(…) pocos recuerdan algo de su gestión que no tenga que ver sólo con otra polémica, la de la asignatura de Educación para la Ciudadanía” (EL PAIS).
Estos son algunos de los comentarios con los que la prensa de estos días ha tratado de explicar el cese de Mercedes Cabrera al frente de Educación. Casi unanimidad a la hora de apuntar la razón central: la polémica de Educación para la Ciudadanía ha eclipsado cualquier otro aspecto de su gestión al frente del departamento.
Tremendo sarcasmo. Empeñada en sostener públicamente - a toda costa y en contra de todos los datos objetivos- “la absoluta normalidad” que acompañaba la implantación de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, el fracasado proceso termina por ser lo único que queda como balance de su gestión y, además, según parece, le cuesta el cargo.
Una fuente confiable nos comentó que Alejandro Tiana, anterior Secretario de Estado de Educación, reconoce a los más cercanos que también en su cese tuvo mucho que ver el fracaso en la gestión de la resistencia cívica a la implantación de “la materia de la discordia”.
La llegada de Angel Gabilondo al Ministerio puede abrir una nueva fase en esta ya larga polémica que, merced a la irreductible voluntad de resistencia de los padres, lejos de haber quedado zanjada con las sentencias del TS se ha hecho aun más compleja y profunda. Del nuevo Ministro esperamos lo que ni María Jesús San Segundo ni Mercedes Cabrera ofrecieron nunca a los padres: diálogo y capacidad de negociación. Tal vez a la tercera pueda ir la vencida…
Jaime Urcelay

Carta de mi amigo Joaquin

Los magistrados del Tribunal Supremo han sentenciado que la protección de un derecho fundamental requiere que éste sea violado con carácter previo. En las materias conocidas como Educación para la Ciudadanía, el estado se arroga el derecho a "formar la conciencia del alumno" (como se postula en la legislación). Ante ese desafío, la judicatura pone trabas a la oposición de los padres a la norma, aduciendo que las lesiones concretas aún no se han producido. Mi sentido común me dice que según esta doctrina, si un día existiera una ley que concediese el derecho al Estado a "disponer de la vida de mis hijos", yo no podría oponerme de manera activa hasta que mi hijo no hubiese sido asesinado o secuestrado. Señores magistrados, los padres no necesitamos "consejitos" para una batalla desigual cuerpo a cuerpo, colegio a colegio con el Estado, sino que ustedes protejan efectivamente los derechos fundamentales que, como ciudadanos que contribuimos a pagar sus nutridas nóminas, tenemos. Una minoría nada desdeñable de los magistrados del Tribunal Supremo y la mayoría del resto de juzgados y tribunales de nuestro país así lo han entendido con sus votos particulares y resoluciones. En todo caso no desistiremos en nuestro empeño de que la razón se imponga por penosa y larga que sea la lucha.
Joaquín Gómez Sánchez

miércoles, 8 de abril de 2009

Lomo Amelia

Ingredientes: lomo, aceite oliva, orejones, ciruelas pasas, beicon, puerro, y un poco de vino dulce.

El timo de la llamadita

El timo de la llamadita.

Estas en casa, haciendo mil cosas, y te suena el móvil. Es el centro de atención al cliente de la compañía telefónica. Y empiezan rápidamente a contarte como reducir tu factura telefónica. Entre la rapidez y la seguridad de la persona que me informa, no cabe duda: debo suscribir lo que me ofrece pues es la opción de mi vida para ahorrar. Ja!!! En menos de 1 minuto recibo 18 mensajes al móvil indicándome que los planes familiares y de ahorro que tenía suscritos anteriormente ya no están vigentes. ¿Se le olvidó decir eso a la que me informó? Acudo a Internet y compruebo que aquello que me ofreció como el mejor plan de ahorro no corresponde con lo que dice la compañía en su página oficial. Escribo una queja y en menos de una horas me llaman atentamente pidiendo disculpas y ofreciéndome, ahora si, nuevos planes con mas detenimiento y sin prisas. Pero, ¿no podrían hacerlo bien desde el principio? Y si no acudo a Internet, ¿Qué desorbitada cantidad hubiera tenido mi factura? Eso si, debo pagar los gastos de tramitación. Pues saben, la próxima vez que me llamen, no les atenderé, pues no se si es intencionadamente o no, pero yo me he sentido engañada y desde luego, desconfío de las intenciones de la compañía. ¿Es necesario atacar así a los clientes?

Nuevos timos

El timo del mensajito.

Suena el móvil avisando que ha llegado un mensaje. Leo: “urgente, tenemos un paquete para entregarle, llame al 90-5….” Pero si yo no espero nada, y menos hoy domingo. Entonces repaso el mensaje y veo que el número al que hay que llamar no es gratis sino un 905 que tienen tarifación súper especial de cara y encima pueden tener añadido un contrato de recepción de alertas en mí móvil por el que pagaría un euro cada vez que me llegue un mensaje. Conozco personas que le han empezado a llegar estos mensajes y al final de mes la factura ha ascendido en más de 30 euros. Los mensajes son en inglés y aunque no los leas, te cobra el emisor. ¿No es como robarte la cartera a punta de navaja? Pero eso si, solo si te has dado cuenta, porque si no tienes factura, solo notarás que el saldo disminuye de tu tarjeta rápidamente. Y no puedes protestar a nadie.
Pues pienso que son los nuevos timos, ya no hay estampitas, sino mensajitos que te roban el saldo descaradamente. Cuidado, en el momento de recibir estos primeros mensajes, contactar con la compañía telefónica y avisar de esta estafa. Si tienes suerte, te darán unas indicaciones para marcar un teléfono y gastar tus últimos euros en esta estafa.

Noticias locales

video

Video grabado por tele7 para las noticias locales

Libertad de educacion.

Soy una madre muy preocupada por la libertad. En estos últimos dias recuerdo mi adolescencia cantando una preciosa canción del grupo Jarcha que llegó a estar censurada un tiempo. Pero la juventud de entonces no dudábamos en cantarla: “libertad, libertad, sin ira libertad, y si no la hay, sin duda la habrá”. Pero es triste tener que desempolvar viejas canciones para el escenario de nuestros dias. En un estado de derecho, con unas garantías democráticas para toda la pluralidad de personas, es inconcebible que se arremeta contra unos padres que han elegido un tipo de educación para sus hijos. Y no voy a hablar hoy de EpC, esa asignatura de obligado cumplimiento y que ha convertido la educación en un tema judicial. Esta vez me refiero a la postura y presiones que los sindicatos ultraradicales están llevando contra los colegios con enseñanza diferenciada para que no se les renueven los conciertos. Y me pregunto yo, ¿es que les van a recortar las subvenciones a los sindicatos y por eso están tan enfadados? Porque desde luego, con mis impuestos y los de muchos ciudadanos se les conceden estas subvenciones, y también los conciertos para la educación. Por tanto, yo no me quejo (todavía) de las partidas que de los fondos públicos el gobierno destina a sindicalistas y sindicatos. Por favor, dejen en paz a los padres que queremos una educación diferenciada, que por cierto en los países con mucho mejor nivel educativo que en España abundan estos colegios. No es sexismo, no es desigualdad ni discriminación por sexo, es simplemente una opción de modelo educativo. ¡Es libertad!. Pero les molesta a todos aquellos que no son capaces de respetar las ideas de los que no piensan como ellos.
Nunca fue bueno tener una única manera de ver las cosas, un único partido político, un único sindicato, una única forma de pensar. Y no es bueno porque empobrece a la sociedad, al ser humano. Agradezcamos que seamos diferentes, que podamos pensar de distinta manera, que podamos votar a distintos partidos políticos, que podamos o no, afiliarnos al sindicato. Porque si no reconocemos esta suerte, al final terminaremos en un país totalitario, recortando las libertades y con unos jóvenes cantando a escondidas: “libertad, libertad, sin ira libertad, y si no la hay, sin duda la habrá”.-

lunes, 6 de abril de 2009

Festejar la vida

Mientras el aborto comienza a llamarse de maneras distintas para disimular una única realidad: la matanza de un ser humano, he recibido una estupenda noticia. Una buena amiga me comunicaba que esta esperando un hijo. Ya tiene otros seis, el más pequeño nació en octubre pasado, pero esto no frena la capacidad de donación y generosidad que caracteriza al matrimonio. Ella esta contenta, pero me confesaba un miedo: ya había perdido a cuatro y sabe lo que duele perder un hijo. Por tanto este es su onceavo embarazo, y si Dios quiere, su séptimo hijo en la familia. Por tanto, una familia numerosa especial. Pero lo que quiero resaltar hoy en estas líneas es un comentario suyo ante el miedo de perder el bebé y que me emocionó profundamente: sabes, me decía, tengo dos familias numerosas, la que me otorga la administración por mis hijos vivos, y la que se ha formado en el cielo con los hijos que no vi nacer”. Pues seguramente esos angelitos, están velando por los hijos que muchas madres no quieren, o se ven obligadas a matar. Algún día nos encontraremos con todos, y podremos festejar la Vida.

Dia de la mujer

8 de marzo: se celebra el día de la mujer ¿trabajadora?, yo prefiero el de la mujer, así sin un adjetivo más, porque decir mujer implica trabajadora, responsable, eficiente, cariñosa… y podríamos seguir, pero basta con decir Mujer. Yo no recibo remuneración económica a mi labor como mujer en la sociedad (las amas de casa somos población no activa para estadísticas). Pero quiero escribir unas líneas para dar mi particular homenaje a muchas mujeres: a las maestras de mis hijos, que comparten nuestra tarea educativa; a la excelente pediatra que los atiende con todo cariño; a la frutera que cada mañana madruga para traer el mejor género para sus clientes; a la panadera, a la periodista, a la peluquera, a sus empleadas de hogar, a tantas y tantas mujeres que si aparecen en población activa y que desarrollan su trabajo conciliando su vida laboral y familiar lo mejor que saben. Pero también a las que como yo, han optado por estar es sus casas cuando los hijos llegan a casa, sacrificando en muchas ocasiones unas carreras profesionales exitosas y bien remuneradas. Todas merecemos este homenaje. Y sería injusto celebrarlo solas, pues detrás de cada una de esas mujeres he encontrado siempre unos maridos generosos. No salen en las noticias, no son famosos, pero hay un gran número de hombres que llegan a casa después de su trabajo, en la oficina, en el andamio, en la tienda, en el laboratorio… y como si no estuvieran cansados, deciden bañar a los niños, ayudar a preparar la comida o la cena, a recoger los juguetes que están en medio, a terminar de hacer los deberes con los hijos y muchas mas cosas que saben hacer para que la familia sea una convivencia amorosa y generosa. Pero a estos maridos nadie los premia, ni les dedican un día al año. Por eso, el 9 de marzo y todos los demás dias del calendario, miremos a nuestros maridos, al padre de nuestros hijos y descubriremos que todo eso de la igualdad de género queda para la política y el derroche económico en cargos ministeriales. Una mujer y un hombre son mucho más de lo que el fundamentalismo feminista nos quiere hacer ver. Pero ya saben, no hay mas ciego que el que no quiere ver.

Mi memoria historica refrescada

Para los que pasamos de los 45 años, estos dias se nos está refrescando la memoria histórica sin necesidad de leyes que la regulen. O acaso ¿no estamos viviendo titulares como los de la época del dictador Franco? Vemos como ministros y jueces se van de cacería al estilo del generalísimo. Basta cambiar la “cara” que todos tienen para que la foto sea igual. ¡¡Pobres animales!! Los cazados, digo. Y qué me dicen de una asignatura impuesta por el gobierno para educar a los alumnos bajo el régimen de turno. ¿No la tuvimos ya en aquella época? Pues lo mismo, oiga. Y la Pena de muerte que se está elaborando en nuestra cámara para legislar “matar al inocente no nacido”, es una muerte de pena, señorías.
¿Seguimos? Se cierran emisoras porque no se dice lo políticamente correcto en ellas, ¿Libertad de expresión o censura histórica también? En fin, como esto siga así, podemos esperar que algún día se apruebe una ley que los perpetúe en el poder por 40 años. Y su majestad, ¿no tiene nada que decir?

Yo tambien grabe un video

Yo también grabé un video, Sra. Ministra.

Pues si, mire, la mañana del 29 de enero, estaba en casa con mi hija de dos años y la TVE me llamó para que les atendiera. Querían hacerme una entrevista. Imagínese, yo una ama de casa entretenida con mis quehaceres diarios y recibo esta llamada. Claro, acepté. En menos de una hora un agradable señor con un equipazo de cámara y sonido invadía el salón de casa. Más de 15 minutos de preguntas y respuestas. Pero siempre la misma: “¿Cómo iba a retomar mi hija que cursa 2º ESO las clases de EpC?” Mi respuesta resuelta y tajante “mi hija no entra en clase”, no debió salir bien en el video pues no apareció en el telediario de las 15.00 para el que se suponía era esta entrevista. Pero no me decepcioné, pues atentamente escuché al señor Blanco, portavoz del PSOE que “enseñar en clase cómo se pone un preservativo forma parte de nuestros valores”. Pues eso, que con valores como estos, yo sigo siendo una madre que no va a dejar al estado educar moralmente a mis hijos a través de una asignatura con carga ideológica y con contenidos morales que son fuente de polémica social.

Siento el coste que supuso para el “ente televisivo”, desplazar un cámara para entrevistar a una simple ama de casa y madre de cuatro hijos. ¡¡¡Con lo que debe costar grabar 3 videos distintos y encima esto!!!

viernes, 3 de abril de 2009

EpC ¿un aditivo más?

¿Ha oído hablar de EpC? No es un nuevo partido político ni un aditivo más para la comida, es la sigla de un conjunto de 4 asignaturas obligatorias que se han impuesto por ley a nuestros hijos en el colegio: Educación para la Ciudadanía.
Pero decir esto y no decir nada es lo mismo. Porque este conjunto de asignaturas esta dando tanto que hablar en la sociedad últimamente que si fuera un río ya estaría desbordado. Pues bien, aunque muchos piensen que ya está todo dicho sobre EpC y que no hay nada nuevo que añadir, yo les puedo asegurar que solo se ha dicho el “prólogo” sobre ella. La finalidad de esta asignatura, según el decreto ley, es la construcción de la conciencia moral del alumno. Pero el gobierno se equivoca pues no tiene derecho a educar en temas morales sin atender a las convicciones religiosas y morales de los padres. Legalmente nos ampara nuestra Constitución (art. 27.3); el Art. 26.3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948, y por no aburrir no nombro más artículos. Pero los padres hemos tomado la palabra en este tema y no nos van a hacer callar con mordazas. Creemos en la justicia y no vamos a parar de trabajar por la libertad. Nuestros hijos no serán adoctrinados con contenidos ni ideologías de ningún gobierno. Porque Epc no es un aditivo más.