martes, 28 de mayo de 2019

Elecciones

      Este año muchos españoles hemos ido al colegio aun siendo personas mayores de 18 años. Es alegre entrar en el colegio, el instituto, y rememorar la etapa estudiantil. Pero más allá de este recuerdo, lo que nos ha llevado en varias ocasiones al colegio, ha sido para ejercer nuestro compromiso y derecho como ciudadanos democráticos a depositar nuestro voto para contribuir a la elección de nuestros gobernantes. Depositar el voto en la urna es un gesto civil, que conlleva la responsabilidad de elección. Cuando introduzco mi voto, no estoy dando carta blanca al partido político al que voto. No es que me guste todo lo que representa ese partido, ni todo lo que proclama. O puede que sí, que esté totalmente de acuerdo, pero más allá de depositar mi voto, puede que no deposite mi confianza. Yo les estoy dando mi voto, pero me gustaría poder darles mis opiniones, mis críticas ante el programa y sus actuaciones. La política activa no es solamente en el partido, sino de todos los ciudadanos. Por eso me gusta cuando puedo mirar a los representantes, y hablarles cara a cara, o hacerles llegar sugerencias, y sentirme escuchada. Necesitamos una regeneración política, un hacer nueva política, una política impregnada de generosidad, de entrega, de servicio, de trabajar por el bien común, de sentir al otro como hermano, no como contrincante. Basta de echarse en cara lo que el otro no hace, o hace mal. Hay me mirarse uno mismo, porque quizás lo que se critica del otro, tú lo estás haciendo igual. Y si pretendes que el otro se corrija, comienza por corregirte tú. 
   En este último periodo, varias personas conocidas se han presentado a las elecciones. En distintos partidos, ciudades, con ideas distintas sobre como desarrollar los programas, pero he reconocido en ellos las mismas características: generosidad, sinceridad, altruismo, renovación, y no han caído en las descalificaciones del contrario.  Desde aquí quiero daros las gracias por ello. Me gustaría que vuestro ejemplo cundiera y se multiplicase. Hay nuevos aires, nuevos horizontes, nuevas personas. Trabajad por todos, no solo por vuestros votantes. Incluir los que no piensan igual, preguntaros cómo hacer para que vuestras propuestas y decisiones puedan gustar a la mayoría. Y contad más con nosotros, los que sin presentarnos a elecciones, decidimos quien queremos que nos gobierne. Por eso, nos guste o no el resultado, debemos confiar en el bien hacer de nuestros nuevos representantes. Tienen una oportunidad para demostrarlo. Y cada uno de nosotros desde nuestro día a día debemos contribuir a una sociedad más justa y equitativa. No olvidemos que lo que cada uno hace, tiene repercusiones en nuestra sociedad. Yo voto, pero también compro, conduzco, utilizo la sanidad, convivo en un bloque de vecinos, genero basura, reciclo, y mucho mas a lo largo del día. Y cada acción me recuerda que no estoy sola, que no vivo aislada del mundo. Por eso, veo al “otro” como una parte de mi al que debo respetar.
Ojalá todos pudiéramos reconocernos más cerca del otro. 

miércoles, 13 de marzo de 2019

Firma invitada: Elena Paniagua Barroso

Cuando cree mi blog, la idea era expresar y dar a conocer mis ideas, pensamientos, acontecimientos para poder llegar a mas personas. También para prestar este espacio a buenos amigos que son su pluma pueden también expresar libremente y dar a conocer sus ideas, aclaraciones, preguntas, y peticiones. Hoy es uno de esos dias. Os dejo con Elena, a la que ya conocéis de otras veces. Ella es la Presidente de la Asociación de Familias numerosas de Talavera y Comarca. Y en esta ocasión se dirige a D.Emiliano García Page, Presidente de Castilla la Mancha.





Señor Presidente:
Recibo una carta suya para explicarme la satisfacción que le supone informarme personalmente de algunos cambios respecto de nuestro colectivo.
Estoy muy segura que a algunas familias de nuestra región, les habrá hecho ilusión dicha carta, a mí sinceramente no, preferiría se me enviara una, cuando me va a caducar el título o la ayuda económica, para que no se me olvidara la renovación debido a los muchos papeleos que tenemos las familias numerosas entre manos, principalmente las que, como yo, debemos renovar el mencionado título dos veces al año, cuando no tres.
Preferiría que me dijera que está en marcha la renovación on-line, mucho más necesaria y rápida, al estilo por ejemplo de la solicitud del colegio, que ya desde hace varios años viene haciéndose a través de la plataforma papás, el título digital es un avance pero diminuto.
Nos habla en la carta de lo importantes que somos para la sociedad, pero sinceramente no se traduce en su trabajo hacia nosotros, de esta agonizante legislatura a la que apenas le quedan un par de meses, y mucho me temo que no se hará nada más para este colectivo que tanto trabaja día a día para sacar adelante a sus familias.
Yo sé bien cómo funciona esto Presidente y se podrían haber hecho muchas cosas, lo primero desde luego la tramitación del título on-line y podría seguir con la elaboración del nuevo Reglamento de la Ley que aprobó su propio partido hace nueve años, o porqué no haber subido la cuantía de la ayuda que la tan mala Sra. Cospedal casi se carga, tanto mal que nos hizo la anterior presidenta y que usted podría haber arreglado, sin embargo se le pasó la oportunidad y apenas han avanzado nada en nuestras necesidades.
Dígame cuántas leyes han elaborado desde que llegara a su mandato, en hacienda, fomento, educación etc. Nada ha mejorado en Familias Numerosas.
Y sí le reconoceré la reunión que mantuvo en el Pleno con Acamafan, cosa que no ha hecho nadie, pero hay cosas que no se solucionan con una bonita foto.
No Señor Presidente, no le importamos ni a usted, ni desde luego a otros, la mayoría de las cosas que hacen son de cara a las elecciones, no hay más que ver cuando hemos recibido la carta, a falta tan solo de dos meses para los comicios, como si de esta carta dependiera su reelección.
Usted sabe que no tengo pelos en la lengua cuando debo alabar alabo y cuando debo contestar contesto, para bien o para mal soy así, quizá llevo demasiados años trabajando en esto y puedo resultar “cansina” pero si algún día me callo con algo que esté mal, será el momento de marcharme..
Un saludo 

miércoles, 27 de febrero de 2019

Dos premios Goya, ¿en Talavera? Pues claro que si


Hoy vuelvo a mi rinconcito para contaros algo que no llego a comprender. El pasado lunes la ciudad de Talavera tenía entre otras cosas, la presencia de Pedro Solís, guionista y director del corto "Cuerdas". Ha recibido dos premios Goya, uno por este corto y otro por "La Bruxa". Estuvo en el teatro Victoria dando una charla sobre como se ingenió y realizó el corto Cuerdas. No sólo ha recibido un Goya por este corto, sino que Cuerdas ha recibido 381 premios, por lo que ha entrado en el libro Guinness de los récords por ser el cortometraje animado con más premios recibidos.

 Aprendimos mucho con Pedro sobre su desarrollo personal e inquietudes, sobre cómo afrontar la vida cuando llega un problema, y sobretodo, nos transmitió el entusiasmo para llegar cada día un poco más lejos. Su creatividad, su capacidad de emocionarse, de emprender, transmitía a los presentes una alegría y positivismo que hace falta en estos días.
El entorno de la charla no era un colegio, ni una entidad privada, era nuestro precioso Teatro Victoria, con suficiente aforo, y la entrada era gratuita. Sí, gratuita.

Entonces, ¿por qué solo apenas una veintena de personas estaban allí presentes? No llego a entenderlo. No lo COMPRENDO. El tema es más que interesante para padres, educadores, orientadores, estudiantes y profesionales de muchas materias. Además de poder estar con un auténtico director y guionista que posee dos premios Goya y que ha dirigido otras películas tan famosas como Tadeo Jones o Atrapa la bandera. Se había publicitado, dado información en muchos ámbitos... ¿qué ha pasado?
La respuesta no la sé, pero me da miedo pensar que tengamos tan poca libertad personal como para tener prejuicios al ver la convocatoria: FSIE y CONCAPA. Son una organización sindical mayoritaria en el ámbito de la educación concertada y la Confederación Católica de padres de familia. Al mismo tiempo me asusta pensar que los que comparten ideas de ese sindicato y de la confederación de padres, no tuvieran interés en asistir a este evento tan especial.
Insisto en que no tengo la respuesta al escaso foro de participantes, pero sí puedo agradecer a Pedro su enorme profesionalidad al estar más de 90 minutos hablándonos y compartiendo su mensaje con el mismo interés e ilusión como si el teatro estuviera hasta la bandera. Gracias Pedro, eres un gran profesional y una gran persona.


Tus éxitos hablan de ti, pero seguro que veremos muchos más. Además mi nieta siempre recordará que compartió contigo un ratito el escenario.

lunes, 4 de febrero de 2019

Gran lección de fraternidad

El papa Francisco  y el  gran imán Sheikh Ahmed el-Tayeb de Egipto. Se intercambian una declaración conjunta sobre la "fraternidad humana"


DOCUMENTO Sobre la Fraternidad humana
Por la paz mundial y la convivencia común


Prefacio

La fe lleva al creyente a ver en el otro a un hermano que debe sostener y amar. Por la fe en Dios, que ha creado el universo, las criaturas y todos los seres humanos —iguales por su misericordia—, el creyente está llamado a expresar esta fraternidad humana, protegiendo la creación y todo el universo y ayudando a todas las personas, especialmente las más necesitadas y pobres.
Desde este valor trascendente, en distintos encuentros presididos por una atmósfera de fraternidad y amistad, hemos compartido las alegrías, las tristezas y los problemas del mundo contemporáneo, en el campo del progreso científico y técnico, de las conquistas terapéuticas, de la era digital, de los medios de comunicación de masas, de las comunicaciones; en el ámbito de la pobreza, de las guerras y de los padecimientos de muchos hermanos y hermanas de distintas partes del mundo, a causa de la carrera de armamento, de las injusticias sociales, de la corrupción, de las desigualdades, del degrado moral, del terrorismo, de la discriminación, del extremismo y de otros muchos motivos.

De estos diálogos fraternos y sinceros que hemos tenido, y del encuentro lleno de esperanza en un futuro luminoso para todos los seres humanos, ha nacido la idea de este «Documento sobre la Fraternidad Humana». Un documento pensado con sinceridad y seriedad para que sea una declaración común de una voluntad buena y leal, de modo que invite a todas las personas que llevan en el corazón la fe en Dios y la fe en la fraternidad humana a unirse y a trabajar juntas, para que sea una guía para las nuevas generaciones hacia una cultura de respeto recíproco, en la comprensión de la inmensa gracia divina que hace hermanos a todos los seres humanos.

En el nombre de Dios que ha creado todos los seres humanos iguales en los derechos, en los deberes y en la dignidad, y los ha llamado a convivir como hermanos entre ellos, para poblar la tierra y difundir en ella los valores del bien, la caridad y la paz.

En el nombre de la inocente alma humana que Dios ha prohibido matar, afirmando que quien mata a una persona es como si hubiese matado a toda la humanidad y quien salva a una es como si hubiese salvado a la humanidad entera.

En el nombre de los pobres, de los desdichados, de los necesitados y de los marginados que Dios ha ordenado socorrer como un deber requerido a todos los hombres y en modo particular a cada hombre acaudalado y acomodado.
En el nombre de los huérfanos, de las viudas, de los refugiados y de los exiliados de sus casas y de sus pueblos; de todas las víctimas de las guerras, las persecuciones y las injusticias; de los débiles, de cuantos viven en el miedo, de los prisioneros de guerra y de los torturados en cualquier parte del mundo, sin distinción alguna.
En el nombre de los pueblos que han perdido la seguridad, la paz y la convivencia común, siendo víctimas de la destrucción, de la ruina y de las guerras.

En nombre de la «fraternidad humana» que abraza a todos los hombres, los une y los hace iguales.

En el nombre de esta fraternidad golpeada por las políticas de integrismo y división y por los sistemas de ganancia insaciable y las tendencias ideológicas odiosas, que manipulan las acciones y los destinos de los hombres.

En el nombre de la libertad, que Dios ha dado a todos los seres humanos, creándolos libres y distinguiéndolos con ella.

En el nombre de la justicia y de la misericordia, fundamentos de la prosperidad y quicios de la fe.

En el nombre de todas las personas de buena voluntad, presentes en cada rincón de la tierra.

En el nombre de Dios y de todo esto, Al-Azhar al-Sharif —con los musulmanes de Oriente y Occidente—, junto a la Iglesia Católica —con los católicos de Oriente y Occidente—, declaran asumir la cultura del diálogo como camino; la colaboración común como conducta; el conocimiento recíproco como método y criterio.

Nosotros —creyentes en Dios, en el encuentro final con él y en su juicio—, desde nuestra responsabilidad religiosa y  moral, y a través de este Documento, pedimos a nosotros mismos y a los líderes del mundo, a los artífices de la política internacional y de la economía mundial, comprometerse seriamente para difundir la cultura de la tolerancia, de la convivencia y de la paz; intervenir lo antes posible para parar el derramamiento de sangre inocente y poner fin a las guerras, a los conflictos, a la degradación ambiental y a la decadencia cultural y moral que el mundo vive actualmente.

Nos dirigimos a los intelectuales, a los filósofos, a los hombres de religión, a los artistas, a los trabajadores de los medios de comunicación y a los hombres de cultura de cada parte del mundo, para que redescubran los valores de la paz, de la justicia, del bien, de la belleza, de la fraternidad humana y de la convivencia común, con vistas a confirmar la importancia de tales valores como ancla de salvación para todos y buscar difundirlos en todas partes.

Esta Declaración, partiendo de una reflexión profunda sobre nuestra realidad contemporánea, valorando sus éxitos y viviendo sus dolores, sus catástrofes y calamidades, cree firmemente que entre las causas más importantes de la crisis del mundo moderno están una conciencia humana anestesiada y un alejamiento de los valores religiosos, además del predominio del individualismo y de las filosofías materialistas que divinizan al hombre y ponen los valores mundanos y materiales en el lugar de los principios supremos y trascendentes.
Nosotros, aun reconociendo los pasos positivos que nuestra civilización moderna ha realizado en los campos de la ciencia, la tecnología, la medicina, la industria y del bienestar, en particular en los países desarrollados, subrayamos que, junto a tales progresos históricos, grandes y valiosos, se constata un deterioro de la ética, que condiciona la acción internacional, y un debilitamiento de los valores espirituales y del sentido de responsabilidad. Todo eso contribuye a que se difunda una sensación general de frustración, de soledad y de desesperación, llevando a muchos a caer o en la vorágine del extremismo ateo o agnóstico, o bien en el fundamentalismo religioso, en el extremismo o en el integrismo ciego, llevando así a otras personas a ceder a formas de dependencia y de autodestrucción individual y colectiva.

La historia afirma que el extremismo religioso y nacional y la intolerancia han producido en el mundo, tanto en Occidente como en Oriente, lo que podrían llamarse los signos de una «tercera guerra mundial a trozos», signos que, en diversas partes del mundo y en distintas condiciones trágicas, han comenzado a mostrar su rostro cruel; situaciones de las que no se conoce con precisión cuántas víctimas, viudas y huérfanos hayan producido. Asimismo, hay otras zonas que se preparan a convertirse en escenario de nuevos conflictos, donde nacen focos de tensión y se acumulan armas y municiones, en una situación mundial dominada por la incertidumbre, la desilusión y el miedo al futuro y controlada por intereses económicos miopes.

También afirmamos que las fuertes crisis políticas, la injusticia y la falta de una distribución equitativa de los recursos naturales —de los que se beneficia solo una minoría de ricos, en detrimento de la mayoría de los pueblos de la tierra— han causado, y continúan haciéndolo, gran número de enfermos, necesitados y muertos, provocando crisis letales de las que son víctimas diversos países, no obstante las riquezas naturales y los recursos que caracterizan a las jóvenes generaciones. Con respecto a las crisis que llevan a la muerte a millones de niños, reducidos ya a esqueletos humanos —a causa de la pobreza y del hambre—, reina un silencio internacional inaceptable.

En este contexto, es evidente que la familia es esencial, como núcleo fundamental de la sociedad y de la humanidad, para engendrar hijos, criarlos, educarlos, ofrecerles una moral sólida y la protección familiar. Atacar la institución familiar, despreciándola o dudando de la importancia de su rol, representa uno de los males más peligrosos de nuestra época.

Declaramos también la importancia de reavivar el sentido religioso y la necesidad de reanimarlo en los corazones de las nuevas generaciones, a través de la educación sana y la adhesión a los valores morales y a las enseñanzas religiosas adecuadas, para que se afronten las tendencias individualistas, egoístas, conflictivas, el radicalismo y el extremismo ciego en todas sus formas y manifestaciones.

El primer y más importante objetivo de las religiones es el de creer en Dios, honrarlo y llamar a todos los hombres a creer que este universo depende de un Dios que lo gobierna, es el Creador que nos ha plasmado con su sabiduría divina y nos ha concedido el don de la vida para conservarlo. Un don que nadie tiene el derecho de quitar, amenazar o manipular a su antojo, al contrario, todos deben proteger el don de la vida desde su inicio hasta su muerte natural. Por eso, condenamos todas las prácticas que amenazan la vida como los genocidios, los actos terroristas, las migraciones forzosas, el tráfico de órganos humanos, el aborto y la eutanasia, y las políticas que sostienen todo esto.
Además, declaramos —firmemente— que las religiones no incitan nunca a la guerra y no instan a sentimientos de odio, hostilidad, extremismo, ni invitan a la violencia o al derramamiento de sangre. Estas desgracias son fruto de la desviación de las enseñanzas religiosas, del uso político de las religiones y también de las interpretaciones de grupos religiosos que han abusado —en algunas fases de la historia— de la influencia del sentimiento religioso en los corazones de los hombres para llevarlos a realizar algo que no tiene nada que ver con la verdad de la religión, para alcanzar fines políticos y económicos mundanos y miopes. Por esto, nosotros pedimos a todos que cese la instrumentalización de las religiones para incitar al odio, a la violencia, al extremismo o al fanatismo ciego y que se deje de usar el nombre de Dios para justificar actos de homicidio, exilio, terrorismo y opresión. Lo pedimos por nuestra fe común en Dios, que no ha creado a los hombres para que sean torturados o humillados en su vida y durante su existencia. En efecto, Dios, el Omnipotente, no necesita ser defendido por nadie y no desea que su nombre sea usado para aterrorizar a la gente.


Este Documento, siguiendo los Documentos Internacionales precedentes que han destacado la importancia del rol de las religiones en la construcción de la paz mundial, declara lo siguiente:

·             La fuerte convicción de que las enseñanzas verdaderas de las religiones invitan a permanecer anclados en los valores de la paz; a sostener los valores del conocimiento recíproco, de la fraternidad humana y de la convivencia común; a restablecer la sabiduría, la justicia y la caridad y a despertar el sentido de la religiosidad entre los jóvenes, para defender a las nuevas generaciones del dominio del pensamiento materialista, del peligro de las políticas de la codicia de la ganancia insaciable y de la indiferencia, basadas en la ley de la fuerza y no en la fuerza de la ley.

·             La libertad es un derecho de toda persona: todos disfrutan de la libertad de credo, de pensamiento, de expresión y de acción. El pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos. Esta Sabiduría Divina es la fuente de la que proviene el derecho a la libertad de credo y a la libertad de ser diferente. Por esto se condena el hecho de que se obligue a la gente a adherir a una religión o cultura determinada, como también de que se imponga un estilo de civilización que los demás no aceptan.

·             La justicia basada en la misericordia es el camino para lograr una vida digna a la que todo ser humano tiene derecho.


·             El diálogo, la comprensión, la difusión de la cultura de la tolerancia, de la aceptación del otro y de la convivencia entre los seres humanos contribuirían notablemente a que se reduzcan muchos problemas económicos, sociales, políticos y ambientales que asedian a gran parte del género humano.

·          El diálogo entre los creyentes significa encontrarse en el enorme espacio de los valores espirituales, humanos y sociales comunes, e invertirlo en la difusión de las virtudes morales más altas, pedidas por las religiones; significa también evitar las discusiones inútiles.

·          La protección de lugares de culto —templos, iglesias y mezquitas— es un deber garantizado por las religiones, los valores humanos, las leyes y las convenciones internacionales. Cualquier intento de atacar los lugares de culto o amenazarlos con atentados, explosiones o demoliciones es una desviación de las enseñanzas de las religiones, como también una clara violación del derecho internacional.

·          El terrorismo execrable que amenaza la seguridad de las personas, tanto en Oriente como en Occidente, tanto en el Norte como en el Sur, propagando el pánico, el terror y el pesimismo no es a causa de la religión —aun cuando los terroristas la utilizan—, sino de las interpretaciones equivocadas de los textos religiosos, políticas de hambre, pobreza, injusticia, opresión, arrogancia; por esto es necesario interrumpir el apoyo a los movimientos terroristas a través del suministro de dinero, armas, planes o justificaciones y también la cobertura de los medios, y considerar esto como crímenes internacionales que amenazan la seguridad y la paz mundiales. Tal terrorismo debe ser condenado en todas sus formas y manifestaciones.

·          El concepto de ciudadanía se basa en la igualdad de derechos y deberes bajo cuya protección todos disfrutan de la justicia. Por esta razón, es necesario comprometernos para establecer en nuestra sociedad el concepto de plena ciudadanía y renunciar al uso discriminatorio de la palabra minorías, que trae consigo las semillas de sentirse aislado e inferior; prepara el terreno para la hostilidad y la discordia y quita los logros y los derechos religiosos y civiles de algunos ciudadanos al discriminarlos.

·          La relación entre Occidente y Oriente es una necesidad mutua indiscutible, que no puede ser sustituida ni descuidada, de modo que ambos puedan enriquecerse mutuamente a través del intercambio y el diálogo de las culturas. El Occidente podría encontrar en la civilización del Oriente los remedios para algunas de sus enfermedades espirituales y religiosas causadas por la dominación del materialismo. Y el Oriente podría encontrar en la civilización del Occidente tantos elementos que pueden ayudarlo a salvarse de la debilidad, la división, el conflicto y el declive científico, técnico y cultural. Es importante prestar atención a las diferencias religiosas, culturales e históricas que son un componente esencial en la formación de la personalidad, la cultura y la civilización oriental; y es importante consolidar los derechos humanos generales y comunes, para ayudar a garantizar una vida digna para todos los hombres en Oriente y en Occidente, evitando el uso de políticas de doble medida.

·             Es una necesidad indispensable reconocer el derecho de las mujeres a la educación, al trabajo y al ejercicio de sus derechos políticos. Además, se debe trabajar para liberarla de presiones históricas y sociales contrarias a los principios de la propia fe y dignidad. También es necesario protegerla de la explotación sexual y tratarla como una mercancía o un medio de placer o ganancia económica. Por esta razón, deben detenerse todas las prácticas inhumanas y las costumbres vulgares que humillan la dignidad de las mujeres y trabajar para cambiar las leyes que impiden a las mujeres disfrutar plenamente de sus derechos.

·          La protección de los derechos fundamentales de los niños a crecer en un entorno familiar, a la alimentación, a la educación y al cuidado es un deber de la familia y de la sociedad. Estos derechos deben garantizarse y protegerse para que no falten ni se nieguen a ningún niño en ninguna parte del mundo. Debe ser condenada cualquier práctica que viole la dignidad de los niños o sus derechos. También es importante estar alerta contra los peligros a los que están expuestos — especialmente en el ámbito digital—, y considerar como delito el tráfico de su inocencia y cualquier violación de su infancia.

·             La protección de los derechos de los ancianos, de los débiles, los discapacitados y los oprimidos es una necesidad religiosa y social que debe garantizarse y protegerse a través de legislaciones rigurosas y la aplicación de las convenciones internacionales al respecto.

Con este fin, la Iglesia Católica y al-Azhar, a través de la cooperación conjunta, anuncian y prometen llevar este Documento a las Autoridades, a los líderes influyentes, a los hombres de religión de todo el mundo, a las organizaciones regionales e internacionales competentes, a las organizaciones de la sociedad civil, a las instituciones religiosas y a los exponentes del pensamiento; y participar en la difusión de los principios de esta Declaración a todos los niveles regionales e internacionales, instándolos a convertirlos en políticas, decisiones, textos legislativos, planes de estudio y materiales de comunicación.

Al-Azhar y la Iglesia Católica piden que este Documento sea objeto de investigación y reflexión en todas las escuelas, universidades e institutos de educación y formación, para que se ayude a crear nuevas generaciones que traigan el bien y la paz, y defiendan en todas partes los derechos de los oprimidos y de los últimos.


En conclusión, deseamos que:


esta Declaración sea una invitación a la reconciliación y a la fraternidad entre todos los creyentes, incluso entre creyentes y no creyentes, y entre todas las personas de buena voluntad;  sea un llamamiento a toda conciencia viva que repudia la violencia aberrante y el extremismo ciego; llamamiento a quien ama los valores de la tolerancia y la fraternidad, promovidos y alentados por las religiones; sea un testimonio de la grandeza de la fe en Dios que une los corazones divididos y eleva el espíritu humano; sea un símbolo del abrazo entre Oriente y Occidente, entre el Norte y el Sur y entre todos los que creen que Dios nos ha creado para conocernos, para cooperar entre nosotros y para vivir como hermanos que se aman.

Esto es lo que esperamos e intentamos realizar para alcanzar una paz universal que disfruten todas las personas en esta vida.


Abu Dabi, 4 de febrero de 2019


                           Su Santidad                           Gran Imán de Al-Azhar
                          Papa Francisco                          Ahmad Al-Tayyib  

viernes, 18 de enero de 2019

galeria de fotos congreso

En este enlace podréis ver la galería de fotos y mas información del congreso que se está desarrollando en Roma.
www.co-governance.org

viernes, 20 de julio de 2018

Gracias Juan Carlos

Hoy cedo mi blog a mi amiga y gran mujer y madre Elena. Suscribo sus palabras:
Doy vueltas si escribir esto o no, porque pienso que alguien pudiera ofenderse, pero ya 
dice el refrán, no hay palabra mal dicha, sino mal interpretada. Y es que continuamente veo ataques a mujeres que tenemos muchos hijos, a figuras o personas relevantes con creencias concretas o incluso a la misma Iglesia.
A veces perdemos la perspectiva y no nos damos cuenta que vivimos en un país con libertades, pero esas mismas libertades son para todos.
Este fin de semana se celebraba la fiesta del orgullo gay, que digo yo, que si pretendemos eliminar ciertas celebraciones en lugares públicos una de dos, “o nos calentamos todos o le damos una patada a la lumbre”.
¿Qué significa una fiesta en la calle en la que la gente presume de ser gay? ¿o porqué salen medio desnudos para demostrar que son gay? O … no necesito salir a la calle semidesnuda o con plumas, para sentirme orgullosa de lo que soy: creyente,mujer, 
madre de cuatro hijos, esposa y sobre todo intento ser discreta.
No necesito ver a nadie con esa parafernalia para respetarle, quizá me infunde menos respeto de esa guisa.
Respeto a todas las personas por lo que son, personas. No por su identidad sexual, no pregunto a nadie con quien se acuesta, para respetarle. 
No necesito ver a nadie con plumas, o tacones infinitos para que me caiga mejor o peor. 
No me dedico a juzgar si sus vidas van por buen camino o por malo, allá cada uno con sus hechos. 
Y le doy las gracias a Juan Carlos por lo dijo el otro día en Misa, me animé a escribir esto. 
Veo que cualquiera puede criticar lo que le venga en gana y me molesta que se haga de forma gratuita. Hay personas que insultan y tiran por tierra a otros que no se meten con nadie, por el simple hecho de ir a rezar a la Iglesia. Sin embargo quitamos nuestros crucifijos para no molestar a otras religiones y no nos damos cuenta que poco a poco vamos perdiendo nuestra idiosincrasia, solo porque cuatro personajes se han empeñado en eliminar todo lo que huela a religión de nuestra España.
Lo siento pero yo no voy a insultarles, no pienso ponerme a su altura. 

lunes, 4 de junio de 2018

Opiniones de otra madre, que comparto totalmente.

Os traigo la opinión de Elena Paniagua, otra madre que habla en voz alta lo que piensa, y deja claro que va CONTRACORRIENTE. Como suscribo sus palabras, he decidido invitarla a mi blog con pleno derecho a escribir y compartir su voz.

Por Elena Paniagua:

Hola Flavita Banana, vi tu viñeta y a primera vista me pareció fantástica, los niños con cara de idiotas, pero es igual, esa la tenemos muchos. Te voy a hablar de tú a tú, porque yo también soy colaboradora de opinión de un medio de comunicación, tú lo haces de forma gráfica, yo escrita.
Querida Flavita, me sorprendió el nombre de los hijos, especialmente porque suele ser algo que se pone en función de gustos, antepasados, amistades o nombres que en ese momento estén de moda, no tienes más que fijarte en el tuyo. 

Pero voy más allá, dice el Evangelio que de lo que rebosa el corazón, sale por la boca. Algo de esto quizá te suceda a ti. Porque queréis erradicar las Tradiciones (primer hijo) a costa de lo que sea, a pesar de que, en muchos lugares de España sean una fuente de ingresos importantes y la forma de vida de muchas personas.
El Patriarcado, palabra esta que aunque ha sido una forma de vida en nuestra sociedad, no diré yo si buena o mala, representa el respeto hacia una persona, la que lo ejerce; persona a la cual se le consulta, se le obedece y ésta, de alguna forma, dicta una disciplina necesaria en muchos ámbitos de la vida (incluyendo el de los hijos) a mí personalmente me recuerda a mi padre, persona excepcional a la quise y querré siempre porque fue maravilloso; creo que algunos no tuvieron eso, pero no es culpa de los demás; se ve que algunos lo que preferís es la anarquía y la desobediencia plena, tanto civil como personal, así nos va. Perseguís una libertad que implica pisarle el cuello a quien os de la gana, pero a vosotros, que no os tosa nadie.
Podríamos hablar también de Pasado, el tercer hijo, justo donde nos queréis llevar, como sucede en Venezuela, ejemplo de democracia y transparencia donde las haya, en donde no hay ni papel de WC, ¡con la falta que eso hace para limpiar la M...!
Iglesia la dejaré para la última, me gustaría hablar de Machismo, el quinto de los hijos; esto lo representa a la perfección ese pequeño estadista, al que en infinidad de ocasiones le hemos visto el plumero, no hay más que fijarse en su casa.
Ese personaje llamado Pablo Iglesias, que manda y ordena sin consideración ninguna, se carga a su número dos, tres, cuatro y los que hagan falta incluyendo a Bescansa, una mujer que parecía tener futuro y que aparentemente, solo aparentemente, daba la sensación de dirigir algo en ese partido político en el que todo, después de pasar por el arco de Iglesias, se lleva al comité del pueblo (como si sirviera para algo).
Por supuesto no voy a dejar de hablar de Monogamia, en la cual no se admiten varios cónyuges, o para concretar, más de dos. ¿Por qué no se va a vivir a alguno de estos países en donde sí es legal la poligamia: Afganistán, Argelia, Bahréin, Bangladesh, Benín, Birmania, Burkina Faso, Camerún, Catar, Chad, Comores, Congo, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Gabón, Gambia, India, Indonesia, Irak, Irán, Jordania, Kuwait, Líbano, Liberia, Libia, Malasia, Malí, Marruecos, Mauritania, Níger, Nigeria, Omán, Pakistán? A no me di cuenta que la mayoría son musulmanes, igual le obligan a usted a ponerse un burka de la cabeza a los pies y no le dejan pintar sus opiniones....
Iglesia quise dejarla para el final porque es la que más me interesa, igual que a ustedes; a mí por el bien que hace a la sociedad en general y a mí en particular y a ustedes por el bien que hace en general. No son capaces de digerir que haya alguna institución capaz de cuidar y respetar por igual a cualquier persona que se acerque a ella, ya sea musulmán o cristiano, hombre o mujer, gitano, negro, blanco, chino, o de cualquier condición, raza y pensamiento....es justo todo lo contrario a lo que ustedes opinan. No cuidan de nadie, ni de los suyos propios, critican, insultan, ofenden y abofetean todo lo que no es su ÚNICO PENSAMIENTO, conocido también como Pensamiento Único (es el pensamiento de quienes lo saben todo, de quienes se creen no sólo intelectualmente sino también moralmente por encima de los demás, ese pensamiento único había denegado a la política la capacidad para expresar una voluntad, Wikipedia)

En fin, señorita Banana, agradezco su viñeta porque justo a quién mejor retrata, es a usted misma.

sábado, 10 de marzo de 2018

Leido en La voz del Tajo


Copio este articulo que comparto 100%

MUJER: por Elena Paniagua Barroso


Me explota el sentido común leyendo el manifiesto de la Huelga del 8 de marzo, que incita a las mujeres a no hacer nada.
Se mezclan en un mismo párrafo la libertad de movimiento dentro y fuera de Europa con fomentar la memoria histórica y la reparación de víctimas de racismo.
Se habla de la devolución en caliente de inmigrantes por “mera conveniencia administrativa” y que el cierre de fronteras deja a mujeres y niñas en situación de especial vulnerabilidad y que éstas mismas fronteras generan desigualdades y se mantienen en base a políticas racistas y de dominio colonial…(y también a los hombres, pero siempre existieron fronteras, es la delimitación de un país con otro para que haya un orden)
Pero si hay un eje central a lo largo de todo el manifiesto es el de la sexualidad.
Para que se “reconozcan nuestros cuerpos y la sexualidad como sujetos de placer”, “todos los cuerpos son eróticos”, “que se nos eduque en la diversidad….promoviendo el placer sexual y autoconocimiento de nuestros cuerpos”, “poder expresar libremente nuestros deseos y nuestra erótica”, “para que nuestros derechos sexuales y reproductivos estén reconocidos”, “poder exigir al Estado, a la jerarquía católica y a los poderes patriarcales libertad para tomar decisiones sobre nuestra sexualidad…queremos ser dueñas de nuestros cuerpos”, “porque se contemplan nuestros cuerpos y nuestra sexualidad como objeto y no como sujeto de placer por tanto se limita la expresión de nuestros deseos y nuestra erótica”.
Pensé que iba a encontrarme con más invocaciones a los derechos laborales, igualdad de sueldos, corresponsabilidad en tareas domésticas, la importancia del respeto en la educación, la defensa de la Mujer en todas sus dimensiones…pero no, me encuentro con un alegato solicitando casi de forma explícita que en las aulas y en cualquier rincón del planeta,  permitan ciertas exploraciones, que como madre de tres chicos y una chica, me ruboriza dramáticamente.
Permítanme decirles señoras feministas que yo no mando a mis hijos al colegio para que les enseñen sexualidad (eso se aprende según crecen y en la intimidad).
Y permitan que les hable de otro tema al que atacan continuamente.
De las primeras mujeres que defendió  la igualdad intelectual entre hombre/mujer fue Teresa de Cartagena, religiosa del S XV; en México encontramos escritos feministas revolucionarios para la época  (S XVII) en los textos de Sor Juana Inés de la Cruz, “de acuerdo con la mayoría de los filólogos, Sor Juana abogó por la igualdad de los sexos
 “Toda forma de discriminación debe ser vencida y eliminada…no se puede negar a la mujer tener acceso a una educación y a una cultura iguales a las que se conceden al hombre” (punto 29 Gaudium et Spes; año 1965 documento resumen del Concilio Vaticano II)
El Papa  Pío XII (1952)  señala a las mujeres el "deber de conciencia" de no permanecer ausentes, sino actuar en la vida socio-política para promover a la vez su dignidad de mujeres y el bien común de toda la sociedad. “la conciencia de la propia dignidad de la mujer, en cuanto persona, conlleva una vocación a colaborar con el hombre para el bien de la sociedad: "Cada uno de los dos sexos (...) tienen el derecho y el deber de cooperar al bien total de la sociedad". Finalmente, Pío XII alienta a las mujeres a asumir su rol socio-político tanto en las tareas intelectuales como en el compromiso práctico
La presencia social de la mujer, (Papa Juan XXII) descubre en ese fenómeno contemporáneo una tendencia social favorable a la dignidad humana, e incluso la interpreta como un verdadero fruto de la propia tradición cristiana: "Es un hecho evidente la presencia de la mujer en la vida pública. Este fenómeno se registra con mayor rapidez en los pueblos que profesan la fe cristiana, y con más lentitud, pero siempre en gran escala, en países de tradición y civilizaciones distintas. La mujer ha adquirido una conciencia cada día más clara de su propia dignidad humana. Por ello no tolera que se la trate como cosa inanimada o mero instrumento”.
Si hay una institución que ha cuidado de niñas violadas o vendidas por su familia en países subdesarrollados, ha sido la Iglesia, creando escuelas y centros de acogida, por tanto dejen de atacar a la Iglesia de forma gratuita en sus documentos, no tienen razón.
Y caigo en la  cuenta de la gran diferencia en el discurso, la Iglesia habla de dignidad humana y ustedes hablan de libertad en la sexualidad, erotismo etc.
Soy católica, mujer, madre,  me gusta escribir, he participado en cursos de verano de la UCLM, en mesas de trabajo con conferencias sobre la Familia y nunca, repito nunca me sentí coaccionada, ni pisoteada, ni mi vida sexual  se vio forzada. Nunca he consentido que nadie calle mi voz y sí, he sufrido censura en otros temas, pero no en lo que respecta precisamente a mi condición de mujer.
Y les diré más, tengo la mala costumbre de hablar mucho con mis hijos y déjenme decirles que no lo están haciendo bien,  a los chicos jóvenes no les gusta cómo evoluciona el tema feminismo.
El trabajo por la igualdad entre hombre/mujer debe hacerse en las instituciones, pero no ridiculizando al hombre como está sucediendo en muchas campañas televisivas, ni tirando por tierra a los hombres.
La tarea de la igualdad debe ser regulando leyes reales que se lleven a término y sean efectivas dentro de la sociedad, protegiendo a todos y cada uno de los ciudadanos de cualquier tipo de  violencia  y no imponiendo por bandera como fin del feminismo la “sexualización” de todo y de  todas.
El trabajo por la Igualdad debe ser pacífico y consensuado y sobre todo no convertirlo en una guerra dialéctica de unas contra otros porque al final toda guerra, provoca rechazo y en esto precisamente han convertido todo este tema: en una guerra
Ciertamente hay cosas que no me gustan, pero nunca criminalizaré a los hombres por ello, la sociedad no está bien configurada pero debemos cambiarla educando a nuestros hijos en esa igualdad tan necesaria como irreal  para un mejor funcionamiento de la humanidad.  

martes, 6 de marzo de 2018

No a la huelga y seguir siendo mujer


Me acosté anoche siendo mujer y me he levantado hoy siendo mujer. Hasta ahí todo normal. ¿Por qué entonces me pongo a escribir sobre esto? Pues simplemente porque ser mujer no cambia de la noche a la mañana. En el seno de mi madre fui un embrión con cromosomas femeninos que a lo largo de los años me han hecho ser mujer. Cuando me entierren, será el cuerpo de una mujer inerte. Y entre uno y otro momento los años pasados habré sido una mujer.
El próximo día 8 de marzo se celebra el día de la mujer.  Es un día reivindicativo, pues a lo largo de la historia la mujer ha tenido que ir demostrando todo lo que a los hombres se les daba por naturaleza. Reconocer tantos avances de la historia gracias a las mujeres  que han luchado por ello es un deber de todos. Por eso celebraré el día de la mujer como un día muy importante en el calendario.
Tengo tres hermanas, tres hijas, una nuera, tres nietas, una suegra, siete cuñadas, muchas amigas, mi pediatra es mujer, mi enfermera también, la cartera, la cajera del supermercado, conozco a varias concejalas del ayuntamiento, las profesoras de mis hijas… y un sinfín de mujeres que cada día interactúan en mi vida. Cada una ha desarrollado su vida laboral como ha querido o podido. Yo decidí dejar mi carrera laboral para crear una familia y estar en casa. Fue mi decisión libremente. Y me siento totalmente realizada. Esto me ha permitido poder colaborar en  varias asociaciones como voluntaria e incidir sin complejos en la sociedad.
Pero no me gusta que nadie me manipule. Por eso me he informado y  después de leer el argumentario para la huelga:
 http://hacialahuelgafeminista.org/wp-content/uploads/2018/01/CONTENIDOS-8M.pdf convocada para este 8 de marzo, he decidido no secundarla.
YO DIGO NO A LA HUELGA. Y como no tengo patronal, ni sindicato, pues he decidido contarlo en las redes para que se sepa que yo no voy a la huelga.
Y antes de hacer huelga, te aconsejo que lo leas también, y si estás de acuerdo, vayas a la huelga, pero si no te convence, que nadie te presione para hacer huelga. Una mujer no deja de ser mujer por no ir a esta huelga. Yo me acostaré esta noche siendo mujer. Y ojalá mañana me levante sin sorpresas…

domingo, 4 de marzo de 2018

X aniversario Chiara Lubich

La comunidad de Focolares de Talavera de la Reina, dedicará una tarde en familia para recordar a Chiara Lubich en el X aniversario de su muerte. Será en el pueblo cercano de Velada, el sábado 10 de marzo a las 5 de la tarde. Os esperamos

viernes, 9 de febrero de 2018

55


Hola, hoy es 9 de febrero. Para muchos es un día cualquiera. Pero conozco gente que celebra hoy su cumpleaños: Mª Carmen Dueñas, Miriam Arriero, Carlos el profe de Batería, Guadalupe y quizás alguien más. Por ejemplo: yo misma. Hoy es un día especial para mí, cumplo 55 años. Es un número bonito, no son los 15, pero es un bonito número pareado.
 Llevo unos días haciendo balance, y reconozco que llevo años vividos muy intensos, años muy movidos, años más tranquilos, años de todo tipo.  Tuve los primeros 20 años familiares muy felices, con unos padres maravillosos y unos hermanos geniales. Luego emprendí un viaje alucinante: me case con el mejor hombre de la tierra. Necesité permiso paterno porque en aquellos años la mayoría de edad era a los 21. Hemos formado una preciosa familia de 4 hijos y ya tenemos dos nietas y otra que llegará pronto. Sentarse todos a la mesa es difícil, hay que poner una supletoria, pero no importa, se hace y comemos todos sin problemas. Tengo siempre croquetas caseras congeladas para improvisar cualquier cena, y me encanta reírme con todos ellos entre plato y plato. Llevo casi 40 años queriendo con locura al padre de mis hijos, fuimos unos novios muy jovencitos, pero maduros. Y supimos ir creciendo juntos bandeando las vicisitudes de la vida, mudanzas y destinos de trabajo para establecernos definitivamente en nuestro hogar. He tenido las mejores vecinas del mundo, que me han suplido las carencias familiares que supone tener a toda la familia a casi 400km.
Mis ojos ya necesitan ayuda para leer, las escaleras me incomodan mucho, y cambié la bañera por plato de ducha… mis cabellos platean, y me gusta respetar los pasos de peatones para cruzar segura. Todo esto me indica que cumplo un bonito número de años, y que deseo seguir cumpliendo muchos más para llenar mis días haciendo felices a los demás, amando a cada uno que pasa a mi lado, a cada persona que me saluda, que me conoce, o que simplemente me necesita.
Creo firmemente en Dios, ese Padre que me cuida y me ha dado tanto durante estos años, y al que pido cada día por todos vosotros, los que estáis ahí, en mi vida. Vosotros me ayudáis para seguir el camino y no perderme. A Él le pido que no me aparte de Su lado, que le sea fiel a lo que me pide cada día: Amar.  
Bueno, soplaré las  velas un año más, y daré gracias a Dios por todos estos años. Y mañana será… 10 de febrero.

sábado, 13 de enero de 2018

Crónica de Bele..enes

Aunque ya se han pasado las Navidades, no quería dejar en el olvido algo muy especial que he vivido este año. 
Días previos a la Navidad, supe que la concejal de educación vendría a mi parroquia para dar el pregón de Navidad a través de la asociación de Vecinos. Me encantó la idea y por supuesto asistí esa tarde a escucharle, aunque no pude quedarme mucho tiempo por tener que asistir a una consulta medica.
Me emocionaron sus palabras salidas del corazón. Recordaba el verdadero sentido de la Navidad: Dios se hace niño y habita entre nosotros. Estos días le suponía recordar también a los que ya no están con nosotros, pero nos animaba a vivir la Navidad disfrutando estos días en familia.
Reconozco que me decepcionó la poca asistencia de mis parroquianos, de mis vecinos. Además hubo una coral interprendo villancicos que cantaron muy bien.

Unos días después, recibí la llamada del secretario del Consejo Escolar Municipal, para decirme si podría formar parte del jurado del 1er certamen de Belenes de la ciudad. Me suponía trastocar mis planes durante unos días, pero me pareció una oportunidad para conocer más a las asociaciones, colegios, entidades, y familias que habían realizado sus “belenes” recuperando así una tradición muy nuestra.
  
 Han sido unos días preciosos, donde he comprobado la ilusión de muchas personas que ponen todo cuidado y empeño para “montar” el belén.


 Había muchos estilos: tradicionales; clásicos; modernos; artesanos; con material de reciclaje;  con materiales originales: fregonas;  con piedras;  otro gigante de cartón; los más pequeños y diminutos que pudieras pensar…

Para mí ha sido muy difícil valorarlos, todos tenían algo especial. Me emocionaba viendo pastores ciegos o en sillas de ruedas que habían sido elaborados con manos artesanas de jóvenes con otras capacidades. O la ilusión de todo un Instituto que había colaborado haciendo el belén con figuras gigantes de cartón.  Podría contar más de 20 historias distintas, las que escondía cada belén que hemos visitado, pero la historia más bonita es común a todos: se acercaba la Navidad, y había que demostrar a todos que un niño nació en un pesebre y el mundo entero fue a adorarle. La historia del hombre cambió con ese Nacimiento.
Personalmente me ha supuesto un privilegio vivir intensamente estos días, no lo cambiaría por nada. Doy gracias por haber podido compartir estos días el trabajo de Maivi y además disfrutar juntas de los maravillosos belenes de nuestra ciudad.

Y para el próximo año, ¡¡mucho más!!

lunes, 4 de diciembre de 2017

Palabra de vida

"He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra" (Lc 1, 38).
En su casa de Palestina, un lugar anónimo en la periferia del potente Imperio Romano, una mujer joven recibe una visita inesperada y estremecedora: un mensajero de Dios le trae una invitación y espera su respuesta.
«Alégrate», le dice el ángel al saludarla; y luego le revela el amor gratuito de Dios por ella y le pide que colabore en el cumplimiento de su designio sobre la humanidad.
María acoge con estupor y alegría el don de este encuentro personal con el Señor y, por la plena confianza que deposita en el amor de Dios, también ella se entrega totalmente a este proyecto aún desconocido.
Con su «¡Heme aquí!» generoso y total, María se pone con decisión al servicio de Él y de la humanidad y, con su ejemplo, indica a todos un modo luminoso de adhesión a la voluntad de Dios.
«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».
Meditando esta frase del Evangelio, Chiara Lubich escribió: «Para cumplir sus designios, Dios solo necesita personas que se entreguen a Él con toda la humildad y la disponibilidad de una esclava. Con su actitud, María –verdadera representante de la humanidad, cuyo destino asume– deja todo el espacio a Dios para su actividad creadora. Pero ya que “siervo del Señor”, además de expresar humildad era también un título de nobleza que se atribuía a los grandes servidores de la historia de la salvación, como Abrahán, Moisés, David y los profetas, con estas palabras María afirma toda su grandeza».[1]
«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».
También nosotros podemos descubrir la presencia de Dios en nuestra vida y escuchar esa «palabra» que nos dirige a cada uno para invitarnos a hacer realidad en la historia, aquí y ahora, un fragmento de su designio de amor. Pero podríamos sentirnos bloqueados por nuestra fragilidad y por una sensación de ineptitud. En ese caso, hagamos nuestra la palabra del ángel: «Nada es imposible para Dios» (Lc 1, 37) y confiemos en su poder más que en nuestras fuerzas.
Es una experiencia que nos libera de condicionamientos y de la presunción de bastarnos a nosotros mismos, pone de manifiesto nuestras mejores energías y unos recursos que no creíamos tener y nos hace capaces de responder con el amor.
Cuenta una pareja de casados: «Desde el comienzo de nuestro matrimonio abrimos nuestra casa a los familiares de niños hospitalizados en la ciudad donde vivimos. Han pasado por casa más de cien familias, y siempre hemos procurado ser una familia para ellos. Muy a menudo la Providencia nos ha ayudado a sostener económicamente esta acogida, pero contando con nuestra disponibilidad previa. Hace poco recibimos una suma de dinero y pensamos dejarla en reserva: seguro que le vendría bien a alguien. De hecho, al poco tiempo nos llegó otra petición. Es todo un juego de amor con Dios, y nosotros solo tenemos que ser dóciles y estar al quite».
«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».
A vivir esta frase del Evangelio nos puede ayudar la sugerencia de Chiara de acoger la Palabra de Dios como hizo María: «…con total disponibilidad, sabiendo que no es palabra de hombre. Siendo Palabra de Dios, contiene en sí la presencia de Cristo. Así pues, acoge a Cristo en ti en su Palabra. Y con una prontitud muy activa, ponla en práctica momento a momento. Si lo haces, el mundo volverá a ver pasar a Cristo por las calles de nuestras ciudades modernas; a Cristo en ti, vestido como todos, trabajando en las oficinas, en las escuelas, en los lugares más variados, en medio de todos»[2].
En este tiempo de preparación para la Navidad, busquemos también nosotros, como hizo María, algún rato para estar cara a cara con el Señor, por ejemplo leyendo una página del Evangelio.
Procuremos reconocer su voz en nuestra conciencia, iluminada así por la Palabra y sensible ante las necesidades de los hermanos con los que nos cruzamos.
Preguntémonos: ¿de qué modo puedo ser una presencia de Jesús hoy y así contribuir, allí donde vivo, a transformar la convivencia humana en una familia?
El «Heme aquí» con el que responderemos hará que Dios siembre la paz en torno a nosotros y acreciente la alegría en nuestro corazón.
LETIZIA MAGRI

[1] C. Lubich, «No pierdas esta ocasión»: Palabra de vida, diciembre 1981: cf. Ciudad Nueva n. 162 (1981/12), p. 21.
[2] Ibid.